PEDACITOS DULCES:

Pedacitos de miel, de azúcar, de canela, de limón. También de naranja, de coco, de chocolate recién fundido, de fresas, arándanos y melocotón,... de licores que quitan el sentido, de texturas sorprendentes y de sensaciones que despiertan de un sueño profundo.

Mira y luego cierra los ojos, imagina...


27 oct. 2009

TIRAMISÚ

(Me tendréis que perdonar, la foto no es muy buena). Soy nocturna por excelencia, no es que sufra insomnio por pensar en los problemas, sino que las noches me fascinan, la tranquilidad y el silencio me permiten dedicarme a lo que más me gusta, leer, escribir, usar el ordenador sin interrupciones, cuidarme, soñar despierta y algunas veces, no muchas, hacer el vago delante del televisor, en definitiva, es el momento, mi momento de desconexión del día, que muchas veces es estresante. Lo que pasa es que el cuerpo no me acompaña, voy demasiado cansada y a veces me propongo irme a dormir pronto, algo que habitualmente no me funciona porque estoy acostumbrada a otro horario, por eso suelo terminar volviéndome a levantar hasta que llega la madrugada. Si por mí fuera, dormiría 3 horas al día, disfrutando del sol, los paisajes, los ruidos y sonidos , la gente,... de día y del relax y la paz de las noches, pero está claro que no se puede hacer todo. Además, dormir (aunque sean muy pocas horas) también me gusta mucho. Cambiando de tema... un año más celebramos el cumpleaños de mi madre, 57 años. Ésta es su tarta favorita, así que la volví a hacer. El año pasado la hice en charlotta.




La receta tiene mucho éxito, para verla pinchad AQUÍ.


En cuanto a la decoración, usé una manga pastelera con boquilla lisa y ancha para hacer los montoncitos de la segunda capa, luego lo espolvoreé con cacao en polvo sin azúcar y lo terminé con dos filigranas de chocolate y un lazo (lo puse por encima de una tira de acetato que rodeaba el pastel).


Os recuerdo que en el lateral de mi blog podéis ver varias técnicas para trabajar con el chocolate que merecen la pena, os pueden dar ideas para la decoración de vuestras tartas y muchas son relativamente fáciles de hacer, están explicadas con tutoriales en vídeo.


¡Espero que os guste!


23 oct. 2009

BIZCOCHO DE CHOCOLATE RÁPIDO A LA TAZA

.

(En la entrada anterior puse un enlace de un blog en el que aparecen fiambreras que preparan las madres japonesas a sus hijos, son todo un arte, lo repito por si no lo visteis).

Es de noche, estoy algo cansada pero mis ojos no pueden cerrarse, decido levantarme y aprovechar las horas de tranquilidad nocturnas que se respiran en mi casa.

Me dirijo lentamente hacia la cocina, no tengo ganas de hacer algo muy elaborado pero me apetece chocolate, rápidamente me viene a la mente ésta receta, que ya la he visto en muchos blogs.

La primera vez que lo vi fue en el maravilloso blog de Alegna, La casita verde, aunque por lo que se ve es un clásico en los blogs de cocina.

Sobre la receta, decir que es el bizcocho más rápido que he hecho nunca, que quizá estaría más bueno con menos de 3 minutos de cocción (dependiendo del microondas) y que yo le he añadido harina con gasificante incluido y una cucharadita de levadura química. La textura... no está nada mal, aunque ya digo que un poco menos hecho ganaría mucho. El sabor... el del típico bizcocho de chocolate hecho con cacao en polvo, ¡muy bueno!. Se me ocurrió comerme primero el centro y luego añadirle leche...¡DELICIOSO!


INGREDIENTES:

- 1 huevo

- 4 cucharadas soperas de leche entera

- 3 cucharadas soperas de aceite

- 2 cucharadas soperas de azúcar

- 2 ucharadas soperas rasas de chocolate en polvo

- 4 cucharadas soperas rasas de harina con gasificante y antiapelmazante (Mercadona)

- 1 cucharadita de café de levadura química
- Confetis de colores para decorar (o almendras tostadas, un chorrito de chocolate caliente...)


PREPARACIÓN:

1. Batir el huevo dentro de la taza.

2. Añadir los ingredientes líquidos y mezclar.

3. Añadir los ingredientes secos y mezclar.

4. Introducir en el microondas menos de 3 min. a potencia alta o 3 min. a media potencia (hay que ir probando hasta que encontréis la textura que más os guste, así que... hacedlo varias veces ;-) ).

5. Dejar enfriar y decorar al gusto.
¡¡¡Besotes!!!

13 oct. 2009

TARTA DE BONIATO Y LICOR DE ALMENDRAS Y RECOMENDACIÓN DE BLOG JAPONÉS: BENTÓ

Ya estamos en pleno otoño, las hojas caen, empieza a hacer frío, hay casetas donde se asan castañas y boniatos en las calles más céntricas,... En homenaje a ésta estación, que junto a la primavera es la que más me gusta, aprovecho para poneros esta receta que fue una prueba que gustó mucho. ¡Es muy facilita de hacer! INGREDIENTES (para una tarta pequeña 6/7 pers.):

- 1 lámina de masa sablé.


- 3 boniatos (más bien pequeños)


- 200 ml. de nata para montar


- 3 cucharadas soperas de azúcar glas


- 1 1/2 vaso de chupito de licor de almendras


- Pistachos tostados sin sal para decorar


- Azúcar para quemar con un soplete


PREPARACIÓN:


LOS INGREDIENTES PUEDEN VARIAR SEGÚN EL PESO DE LOS BONIATOS, YO COMETÍ EL ERROR DE NO PESARLOS, PERO LA TEXTURA DEBE QUEDAR UN POCO ESPESA, PARA QUE CUANDO LA TARTA SE CORTE NO SE DERRAME POR LOS LADOS.


1. Asar los boniatos al horno y dejarlos enfriar y reservar en la nevera.


2. Forrar un molde de silicona con la masa sablé (yo la compré fresca), pincharla varias veces por la base y los laterales con un tenedor, forrarla con papel de aluminio presionando un poco para que los laterales no se bajen, hornearla según las instrucciones del fabricante, yo la puse 12 min. a 200º y luego la dejé 5 min. más sin el papel de aluminio. Dejar enfriar.


3. Mezclar con la batidora a baja potencia los boniatos con el licor, luego con la nata (no la pongáis toda de golpe, no vaya a ser que os quede muy líquido, id probando hasta que encontréis la textura que os he comentado antes) y por último el azúcar glas.


4. Pelar los pistachos y picar unos cuántos, dejad otros partidos por la mitad.


5. Desmoldar la masa sablé y rellenarla con la crema de boniato, con la ayuda del anverso de una cuchara sopera, presionar ligeramente la superficie para marcarla y que quede con picos.


6. Espolvorear con azúcar y quemar con el soplete.


7. Decorar con los pistachos.




¡Espero que os guste!


RECOMIENDO ÉSTE BLOG, ME LO PASÓ ROSA (¡¡¡¡GRACIAS!!!!, ME HA ENCANTADO), ES INTERESANTÍSIMO, PODRÉIS VER EL ARTE DE PREPARAR FIAMBRERAS PARA LA COMIDA DE LOS NIÑOS EN JAPÓN (BENTÓ), PINCHAD AQUÍ: SOTOPORTEGO


Besotes y una vez más, ¡gracias por estar ahí! poco a poco os iré comentando, muchas veces os veo pero no me da tiempo de decir nada.


NENALINDA, ¡te sigo guapa! aunque ya sabes que tengo problemas para comentarte, pero que sepas que estoy viendo tu blog casi a diário.

8 oct. 2009

TARTA DE FRESA RÁPIDA




¡¡QUIERO AGRADECEROS VUESTRAS PALABRAS, HAN SIDO UN REGALO PARA MÍ!!



Una noche, paseando por las calles de mi ciudad, pude ver una estrella que no brillaba mucho, no tenía nada especial, era una simple estrella que estaba allí, expectante, como esperando que alguien se fijara en ella. Estaba sola, nadie la acompañaba, tan sólo algunas nubes débiles que parecían moverse a cámara lenta.



Quizá por ser como era, pasaba desapercibida, para nadie parecía ser importante, pero mis ojos dieron con ella, la observé con la mirada fija, concentrada en ese puntito insípido.

Pensé qué podía hacer por ella y decidí regalarle mi tiempo, lo tomó.
Le regalé también una sonrisa y me la devolvió.



Se sintió plena, no necesitaba nada más, de pronto se veía la más bella de las estrellas y empezó a brillar como nunca lo había hecho, ella era el reflejo de lo más bonito, era la máxima expresión de su ser y a la vez, esa luz prendaba y dejaba enmudecido a todo el que la miraba.



Qué bonito es dar, qué bonito es regalar luz a la sombra.


Y colorín, colorado ...



Y ahí va una receta más o menos fácil y rápida en su preparación, aunque necesita varias horas de refrigeración.



INGREDIENTES (para una tarta grande 14/16 pers.):



Para la base:



- 1 y 1/2 rulo de galletas María.



- 120 g. de mantequilla (la pude a ojo, así que si queréis poner esta cantidad y luego le vais añadiendo más si hace falta, tiene que quedar una base que no se quiebre y que no sea demasiado grasienta.).



Para el relleno:



- 500 ml. de nata para montar


- 2 cucharadas soperas de queso Philadelphia


- 2 sobres de gelatina de fresa


- 350 ml. de agua


- 1/2 de lata pequeña de leche condensada




Para la cobertura:



- 1 Bote de mermelada de fresas grande


- 4 Cucharadas de postre de gelatina neutra en polvo


- 200 ml. de agua



para la decoración:



- Lápiz pastelero de vainilla


- Tira de acetato


- Lazo



PREPARACIÓN:



1. Poner la gelatina de fresa en un cuenco grande y añadirle 350 ml. de agua hirviendo, remover hasta que se haya disuelto.



2. Añadir la media lata de leche condensada, remover y dejar enfriar del todo.



3. Montar la nata con el queso Philadelphia y añadirla poco a poco al cuenco de la gelatina, remover con movimientos envolventes para que no se nos desmonte mucho.



4. Dejar reposar en la nevera un mínimo de 3 horas.



5. Poner las cucharadas de gelatina neutra en un bowl.



6. Añadirle los 200 ml. de agua (no caliente) y remover hasta que se disuelva.



7. Calentar la mermelada en un cazo y volcarla poco a poco a la gelatina neutra sin parar de remover.



8. Decorar con el lápiz pastelero una vez esté fría la cobertura (no cuajada).



9. Dejar reposar en la nevera hasta que cuaje del todo.



10. Envolver el lateral con una tira de acetato y terminar poniéndole un lazo, aunque sin él también queda muy bonita.



Yo lo preparé de un día para otro.








¡Espero que os guste!

5 oct. 2009

BOMBA DE NATA Y QUESO



Estoy pasando una etapa un poco complicada emocionalmente, tengo que hacer frente a nuevos sentimientos que desconocía hasta ahora, sentimientos relacionados sobretodo con el desapego. Mi mente está demasiado concentrada en esto, he dejado una parte de mí atrás y voy creciendo a medida que descubro sensaciones que no pensaba que me iban a afectar del modo que lo están haciendo, todo ello me lleva a olvidar otras cosas que no dejan de ser importantes.



Este fin de semana preparé este dulce para nadie en concreto, no sabía si lo regalaría o se quedaría en casa, simplemente tenía la necesidad de volver a prestar la atención a algo diferente, sentía la necesidad de que no se dispersara mi cabecita, de tenerla en su sitio al menos el tiempo que tardé en prepararlo, pensar en su decoración (aunque no es nada rebuscada), ver el resultado fotografiarlo, sin olvidar que, finalmente no pude evitar cortar un pedazo y saborearlo.



No hay nada mejor como un postre sencillo y resultón, éste es uno de ellos... últimamente he visitado algunos blogs que mostraban recetas fáciles de hacer, rápidas y con resultados sorprendentes, creo que tienen mucho mérito por sacar partido de los ingredientes más simples y proponerlos de un modo muy original, apetecible y a menudo mostrando una creatividad muy interesante a mi parecer, estoy aprendiendo mucho de ellos.



Esta bomba es totalmente recomendable, su textura es parecida a la del flan, aunque es algo más contundente, su sabor... ¡delicioso!. La receta... es la típica de la tarta de queso sin horno, con gelatina, ya es conocida por muchos/as de vosotros/as.

Me perdonaréis pero no sé quien fue el primero en inventarla, no me he atrevido a poner una fuente porque la tenía escrita en un papel hace tiempo y no recuerdo de dónde la saqué, pero como ya digo... la he visto ya en muchos blogs.

INGREDIENTES:



- 400 g. de queso tipo Philadelphia



- 500 ml. de nata para montar



- 250 ml. de leche entera



- 200 g. de azúcar glas



- 1 sobre de gelatina en polvo.


- 1 lápiz pastelero de color rosa (de venta en supermercados).



PREPARACIÓN:



1. Poner la gelatina en un recipiente y añadirle 100 ml. de leche fría, mezclar bien.



2. Calentar el resto de la leche (no hace falta que hierba).



3. Volcar la leche caliente sobre el recipiente de la gelatina y remover bien hasta que ésta esté totalmente disuelta. Dejar templar.



4. Semimontar la nata, añadir el azúcar, el queso y por último la leche.



5. Volcar la mezcla en un molde de silicona y dejar reposar en la nevera un mínimo de 4 horas (si el molde no es muy alto cuajará antes.



6. Darle la vuelta al molde encima del plato donde lo vayamos a servir, mojar un paño de cocina con agua muy caliente y ponerlo por encima durante 2 minutos, presionar un poco la base del molde de silicona y de desmoldará bien. También lo podéis congelar durante 2 horas para desmoldarlo más fácilmente y dejarlo descongelar por completo antes de su consumo.



7. Decorar con el lápiz pastelero justo antes de servir.







¡Espero que os guste!