PEDACITOS DULCES:

Pedacitos de miel, de azúcar, de canela, de limón. También de naranja, de coco, de chocolate recién fundido, de fresas, arándanos y melocotón,... de licores que quitan el sentido, de texturas sorprendentes y de sensaciones que despiertan de un sueño profundo.

Mira y luego cierra los ojos, imagina...


20 sept. 2010

TARTA FONDANT PAYASO



La luna salió a bailar esa noche, brillaba más que nunca y sus destellos
contagiaban con una enorme sonrisa a quien la rodeaba. Las estrellas la miraban
y se acercaban a ella para tocarla y besarla.
Llegó el sol enfurecido, la
noche se transformó en día y ahora le tocaba a él mostrar su potencial
guerrero, las nubes la agarraron y se la llevaron para dejar pasar al Rey de los
Astros. Ausente ya, en la sombra, la pobre luna dejó de brillar una noche
más.



Esta tarta fondant la hice para el sobrino de una muy buena amiga.

Son dos bizcochos de yogur de galleta y unas gotitas de esencia de vainilla, bañados con almíbar de licor kirsh y rellenos y cubiertos con dulce de leche. Forrados con fondant de nubes teñido con colorantes alimenticios en pasta y fondant de chocolate.

Es una tarta muy sencilla, no tiene mucho secreto, aquí os pongo un pequeño paso a paso en imágenes.






13 sept. 2010

PASTEL DE CHOCOLATE , NATA Y CORONA CON TRANSFER




Vuelta a casa.


Ya hace unas semanas que se terminaron las
vacaciones,
vuelven las rutinas, el cambio de ropa de los armarios, los
viajes en metro, la compra para llenar la nevera, el ambiente laboral de las
mañanas, las temperaturas algo más fresquitas
y los dulces de
Pedacitos de Miel





Éste es el pastel del cumpleaños de mi amiga del alma, alguien a quien quiero mucho porque siempre ha estado ahí, para compartir conmigo lo bueno, lo malo y lo regular, para compartir risas, llantos y medias sonrisas.

El pastel es un bizcocho de chocolate bañado con almíbar de licor Kirsh y relleno de mermelada de fresas y nata, la cobertura es nata decorada con hilos de chocolate y corazones rojos. Alrededor lleva una corona hecha con chocolate negro encima de un transfer recortado.

A continuación os pongo la receta y un pequeño paso a paso:

INGREDIENTES:

Para el bizcocho (pequeño):

- 3 huevos
- 170 g. de mantequilla
- 170 g. de azúcar
- 170 g. de harina de repostería.
- 170 g. de chocolate para repostería
- 1 sobre de levadura Royal
- 1 pizca de sal

Para el almíbar:

- 100 ml. de agua
- 130 g. de azúcar
- un chupito de licor kirsh

Para el relleno y cobertura:

- 500 ml. de nata para montar.
- Azúcar glass (lo puse a ojo, fui probando el dulzor de la nata hasta que me pareció bien).
- 75 g. de chocolate para repostería (me sobró).
- 4 cucharadas soperas de mermelada de fresa.

Para la corona de chocolate:

- 1 lámina de transfer recortada de forma ondulada (yo compré ésta en "Mora")
- 200 g. de chocolate para repostería.

PREPARACIÓN:

1. Precalentar el horno a 180º y engrasar y enharinar un molde redondo (el mío es de 16 cm. de diámetro pero muy alto).

2. Batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen (se vuelvan blanquecinas y doblen su volumen).

3. Deshacer el chocolate con la mantequilla al microondas o al baño María

4. Añadir el chocolate a la mezcla de yemas y remover.

5. Montar las claras a punto de nieve.

6. Tamizar la harina con la levadura y la sal.

7. Añadir la harina tamizada a la mezcla de yemas y chocolate, mezclar con una espátula hasta que la masa quede homogenea.

8. Añadir las claras montadas con la ayuda de una cuchara sopera y haciendo movimientos envolventes.

8. Volcar la masa en el molde y hornear unos 40 minutos. (Si pincháis el centro del bizcocho con un palillo y veis que sale manchado dejadlo 5 minutos más).

9. Preparar el almíbar: poner los ingredientes en un cazo y hervir 10 minutos. Dejar enfriar.

10. Semimontar la nata, añadirle azúcar glass al gusto y seguir montando hasta que esté bien firme (tiene que estar muy fría, yo la pongo a 4ºC unos minutos antes de batir).


11. Sacar el bizcocho del horno y dejar enfriar encima de una rejilla.

12. Partir-lo por la mitad, bañarlo con el almíbar y rellenarlo con mermelada de fresa y nata



13. Recortar la lámina de transfer con la forma deseada, en mi caso, haciendo ondas. Es aconsejable cortar dos tiras porque será más fácil rodear el bizcocho con ellas.

14. Deshacer el chocolate en el micro o al baño María y atemperarlo sobre el mármol (os pongo AQUÍ un enlace de una web donde lo explican bastante bien, aunque lo ideal sería verlo en vídeo o en directo). Éste proceso es esencial para que el chocolate no se rompa tan fácilmente y para que se mezclen bien todos sus componentes, así se evita que se forme una capa blanquecina que afea mucho los postres y además el chocolate así tiene un brillo muy bonito. Hay otro sistema que me contaron una vez pero que NO he probado, se trata de deshacer el chocolate al baño María controlando el tiempo que tarda en deshacerse, luego hacer un baño María frío (con hielo) los mismos minutos mientras se va mezclando con una cuchara de madera o con una espátula.

15. Cubrir las dos tiras de transfer con el chocolate atemperado. Coger los extremos de una tira y golpearla contra el mármol con firmeza, así las burbujas de aire que pueda tener subirán a la superficie. Repetir la misma operación con la segunda tira.


16. Rodear el bizcocho con una de las tiras, presionar ligeramente para que el chocolate se adhiera bien a las paredes del bizcocho. Repetir la misma operación con la otra tira para terminar de cubrir todo el perímetro del bizcocho.

17. Cubrir con la nata restante la superficie del bizcocho con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla grande rizada.


18. Poner los 75 g. de chocolate deshecho (cuando ya no esté caliente) en una manga pastelera con boquilla lisa del nº 2 y dibujar unas líneas encima de la nata.


19. Terminar la decoración con unos corazones rojos (los mios comprados en Karen's cookies)


20. Reservar en la nevera hasta el momento de consumir.





Os pongo unas fotos del corte.








¡ESPERO QUE OS GUSTE!