PEDACITOS DULCES:

Pedacitos de miel, de azúcar, de canela, de limón. También de naranja, de coco, de chocolate recién fundido, de fresas, arándanos y melocotón,... de licores que quitan el sentido, de texturas sorprendentes y de sensaciones que despiertan de un sueño profundo.

Mira y luego cierra los ojos, imagina...


30 oct. 2010

TARTA FONDANT LIBRO

Había una vez, en un país muy, muy lejano, una niña de ojos brillantes y vivos que le gustaba escuchar cómo hablaba la gente, se fijaba hasta en el más mínimo detalle, deseaba saber cómo y qué sentían las personas en cada
momento, qué significado daban a sus palabras... Sin embargo, de su boca tan sólo nacía un inmenso silencio. La
niña de ojos brillantes moría por hablar,
moría por expresar, por decir, por contar, ... abría sus labios, cerraba los ojos con fuerza y nada, ningún sonido aparecía, todos sus intentos eran en vano.

Lo que no sabía la niña es que sus ojos, esos ojos tan y tan brillantes y tan llenos de vida, hablaban desde lo más profundo de su ser, lo decían todo sin decir nada.


En primer lugar, quiero decir que es la primera vez que hago un libro abierto, hay mucho fallos, pero poco a poco iré aprendiendo más.

El viernes por la noche celebramos el cumpleaños de mi amiga Cristina. Ese día estaba feliz, rodeada de mucha gente que la quiere muchísimo y que la ha apoyado en los mejores y los peores momentos de su vida. Ha luchado mucho y sigue luchando por lograr sus sueños, esta vez se harán realidad.

Su marido me pidió que pusiera una cajita en la tarta, así podría regalarle un anillo precioso escondido dentro. La caja es lo único no comestible, le forré la base con papel de cocina para que no estuviera en contacto directo con la tarta y la pegué con glasa real.

La tarta está hecha con dos bizcochos de yogurt de Toffe, bañados con almíbar con esencia de frambuesa y rellenos de ganaché de chocolate negro (500 de nata 35% M.G. y 500 de chocolate de cobertura). El fondant es de nubes.

Los detalles con glasa real teñida (las flores no, son compradas).

Los colorantes en pasta y en polvo.

Os pongo algunas fotografías más.



Como se ha aficionado al patchwork, intenté hacer una especie de imitación poniéndole textura a este cochecito ya que está embarazada de unas semanas.






Mi cámara se ha roto, así que os pido perdón si las fotos no son muy buenas.
En la próxima entrada publicaré unas galletas decoradas que también hice para este cumpleaños.
¡Espero que os guste!

23 oct. 2010

PASTEL DE CHOCOLATE Y COCO


Me miro ante el espejo y aparece ante mí una mujer serena, con la piel marcada por el paso del tiempo y lo vivido y una niña desprotegida, tan frágil que al tocarla parece que va romperse en mil pedazos como una copa de cristal fino.

Sigo mirando... algo me emociona y me pone el vello de punta. Siento, tiemblo y se me entrecorta la respiración. Algo me lleva a viajar a un sitio lejano, un lugar donde hay lagos de agua limpia y clara, árboles frondosos, donde me pierdo y me enredo como la hiedra, un lugar donde me puedo bañar a la luz de la luna.

Hoy mi cuerpo tiene una
llama encendida, una luz especial, luz de mujer y luz de niña.


A MI MADRE

Este pastel se lo he regalado hoy a la mujer más importante de mi vida, a la mujer que me vio nacer, que me ayudó y me sigue ayudando a crecer, que sabe con sólo mirarme que hay algo diferente en mí, que presiente y siente intensamente, que da mucho cariño y comprensión. Una mujer de alma libre, savia y viva, una mujer que ha sido muy impulsiva y que poco a poco ha sabido escoger las palabras justas y necesarias para cada ocasión, una mujer que ha vivido experiencias muy duras y que está encontrando las herramientas para superarlas. Mi madre es para mí el mejor de los tesoros, es una caja de sorpresas que al abrirse te regala siempre un nuevo aire que respirar, mi madre tiene algo que la hace especial y diferente que te deja atrapado. En ella cabe un amor infinito que desprende allí donde va.

A ti, te dedico estas palabras que me nacen de lo más profundo, te quiero mamá.


INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

-180 g. de chocolate para fundir
- 50 g. de mantequilla
- 4 huevos
- 80 g. de azúcar glass
- 105 g. de harina
- 3/4 de sobre de levadura en polvo
- 70 g. de coco rallado

Para el relleno:

- 100 g. de azúcar

- 500 ml. de leche entera

- 50 g. de Maicena

- 3 huevos

- 50 g de coco rallado


Para la cobertura:

- Crema de cacao (comprada)

- Cacao en polvo sin azúcar

- Bolitas caramelizadas de color rojo

- Almendras tostadas azucaradas


PREPARACIÓN:

1. Precalentar el horno a 170º.

2. Fundir el chocolate con la mantequilla.

3. Montar las claras a punto de nieve.

4. Batir el azúcar con las yemas.

5. Añadir el chocolate fundido a la mezcla de yemas.

6. Tamizar la harina con la levadura y añadirlo a la mezcla anterior.

7. Añadir el coco rallado (quedará una pasta muy espesa).

8. Añadir las claras montadas removiendo con una espátula (con movimientos envolventes) hasta que quede una mezcla homogénea.

9. Volcar la masa en un molde previamente engrasado y enharinado.

10. Introducir en el horno durante 45 minutos (añadir más minutos si al pinchar con un palillo el centro del bizcocho éste sale manchado).

11. Dejar enfriar el bizcocho sobre una rejilla y partirlo en 3 capas.

12. Preparar la crema pastelera de coco poniendo todos los ingredientes en la Thermomix 7 minutos a 90º, vel. 4.

13. Dejar enfriar la crema pastelera tapada con un film transparente (debe colocarse tocando toda la superficie de la crema).

14. Rellenar las capas y los laterales del bizcocho con la crema pastelera. Espolvorear los laterales con cacao en polvo hasta cubrir la crema.

15. Cubrir con crema de cacao y decorar con bolitas rojas y almendras tostadas laminadas.





¡Espero que os guste!

19 oct. 2010

PASTEL DE NATA Y GRANADA


Shhhhh... te cuento un secreto..., te lo cuento al oído para que nadie me oiga..., acércate...

Suelo decir lo que me nace, pero hay un rinconcito que se queda
dentro de mí, que no sale, que está jugando al escondite con el resto de mis
pensamientos. Si digo, me convertiré en un frágil pétalo de rosa. Con un poco de
brisa, lentamente me despegaré temblorosa de mi flor para caer al suelo marchita. Mejor no digo, mejor escondo, mejor no caer ni marchitarme.




Tengo un vecino muy amable que siempre piensa en mí cuando recoge la fruta madura de sus árboles, ésta vez me ha regalado unas granadas bien maduras. Las he querido aprovechar para decorar éste pastel.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

- 2 huevos

- 1 yogurt de fresa

- 1/2 medida de yogurt de aceite

- 1 y 1/2 medidas de yogurt de azúcar

- 2 medidas de yogurt de harina de repostería

- Un poco más de la mitad de un sobre de levadura

- Una pizca de sal

- Mantequilla para engrasar el molde

Para bañarlo:

- 1 vaso de leche entera azucarada.

Para la cobertura:

- 500 g de nata para montar (35%M.G.)

- 80 g de azúcar glasé

- 2 cucharadas soperas de queso Philadelphia

Para decorar:

- Lápiz pastelero de chocolate

- 1 granada

PREPARACIÓN:

1. Precalentar el horno a 180º

2. Batir los huevos durante 6 minutos

3. Añadir el yogurt y batir.

4. Incorporar el aceite a la mezcla.

5. Añadir el azúcar y la sal, seguir batiendo.

6. Tamizar la harina con la levadura e incorporarlas con una cuchara haciendo movimientos envolventes hasta que queden bien integradas a la mezcla.

7. Hornear durante unos 40 minutos y dejar enfriar en una rejilla.

8. Semimontar la nata, añadir el azúcar y el queso y terminar de montar del todo.

9. Partir el bizcocho en tres capas, bañarlas con la leche azucarada y rellenarlas con nata.

10. Cubrir los laterales y la tapa del bizcocho con más nata.
11. Decorar.

¡¡ESPERO QUE OS GUSTE!!




11 oct. 2010

PASTELITOS DE CHOCOLATE



Hoy he tenido un sueño dulce, una visita inesperada, una mirada, una sonrisa, un
tacto suave. Hoy me ha desvelado la ternura y la emoción, hoy he vibrado al oír
tu voz. No estás, no deberías estar, pero has entrado en mi sueño sin pedirme
permiso y te he dejado pasar. No eres, no deberías ser,... pero una sueña lo que
quiere, sin censura y sin razón.





Hace unos días una amiga me regaló unas virutas de chocolate con sabor a fresa, se lo agradezco muchísimo, hace algunos meses que nos conocemos y para mí ha sido un gran descubrimiento, cuando conectas con alguien sólo cabe esperar que siga siendo así muchos años más.

Esta tarde tenía la mente en varios sitios a la vez, suele pasarme. Necesitaba y me apetecía concentrarme en algo, hacía días que no ponía ninguna entrada en el blog, así que me he puesto el delantal y me he parado a pensar qué podía hacer, finalmente me he decidido por hacer una receta muy fácil.


El resultado han sido estos pastelitos de chocolate:



INGREDIENTES:


- 280 g de harina de repostería

- 20 g de chocolate en polvo

- 150 g de mantequilla (a temperatura ambiente)

- 2 huevos

- 1 cucharada de licor de cerezas

- 200 g de chocolate de repostería

- 75 g de azúcar

- Virutas de chocolate con sabor a fresa (para decorar).


PREPARACIÓN:


1. Fundir el chocolate al microondas o al baño María.

2. Formar un volcán con la harina y el cacao en polvo.

3. Colocar todos los ingredientes menos el chocolate fundido en el centro del volcán y mezclarlos bien hasta que quede una masa homogénea.

4. Incorporar el chocolate fundido y mezclarlo bien.

5. Dejar reposar la masa en la nevera envuelta en film transparente unos 15/20 minutos (no interesa que la masa esté demasiado dura porque sino no se podrá trabajar bien con la manga pastelera).

6. Precalentar el horno a 170ºC.

7. Poner la masa dentro de una manga con una boquilla rizada y grande, rellenar unos moldes pequeños (de trufa) y hornear la masa durante unos 20/25 minutos.

8. Dejar enfriar encima de una rejilla y decorar con virutas de chocolate de fresa.

Espero que os guste.